El Salvador del Mundial 82

El Mundial de España es el primer recuerdo futbolístico que guardo en mi memoria. Tal vez el último campeonato mundial en el que lo underground y marginal se colaba por un torneo de esas características. El Mundial estuvo muy mal organizado y permitió situaciones hoy inconcebibles como la entrada en el campo del jeque Fahid Al-Ahmad Al-Sabah, presidente de la Federación Kuwaití de Fútbol, para pedir que se anule un tanto de Francia El árbitro soviético anuló el gol.

Pocos días antes el Mundial recogió otro hecho sin precedentes. Es 15 de junio de 1982 y El Salvador debuta en el Mundial de España, tres días después de aterrizar en nuestro país para caer por un rotundo 10 a 1 contra Hungría en la mayor goleada registrada en una fase final de un Mundial. El periplo de la selección centroamericana queda registrado en este documental tituladoUno: La historia de un gol que se estrenó hace (el único gol además de los salvadoreños en un Mundial, si contamos que ya estuvieron en México 70 sin conseguir gol alguno, y que se inmortalizó en este anuncio). El vídeo incluye declaraciones además de los oponentes europeos como del mito magyar, el gigantón Tórócsik.

Brutal el viaje que tuvieron que hacer para llegar a España los salvadoreños, dos días y med¡o de enlaces en aeropuertos y cuando llegan a Madrid se encuentran con que el bus que les espera tiene el logo de México que era la selección favorita para jugar ese mismo torneo  (y que no se clasificó pese a tener en sus filas a Hugo Sánchez que, por cierto, quedó retratado en su partido de eliminatorias en tierras salvadoreñas) y cuando llegan por fin a su sede los alojan en un campo tiro de pichón a las afueras de Elche que era su sede. Y todo eso con la guerra civil salvadoreña en su momento más cruento.

Además de justificada inocencia de los salvadoreños en el debut de una cita como esta y que ya los lastró de buenas a primeras -“hasta que no nos metieron el noveno pensábamos que podíamos empatar contra los belgas, ese gol fue un auténtico mazazo”, comenta un jugador en el documental-, hay que destacar el gafe que persiguió a esta animosa selección durante la fase de grupos. Después de los diez goles sólo para empezar, hay que contar que en el segundo partido de grupo contra Bélgica se enteran de un terremoto que ha sacudido El Salvador y en el tercero juegan contra la Argentina de Maradona que recibe un penal a favor más que discutible (y también se produce un hecho sin precedentes: un jugador salvadoreño logra dar una patada en el culo al árbitro sin que este sepa quién ha sido el responsable), un boliviano llamado Luis Barrancos, el segundo de esa nacionalidad en arbitrar en un Mundial.

Este documental es una oda al infra fútbol (claro ejemplo de cuando lo amateur irrumpe en un evento con categoría mundial, que se supone que es la cita en la que se encuentran los profesionales de esto). Es enorme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s